Talia Baderman, conocida en instagram como @talia_sutra, es una fantástica profesora de yoga internacional. Durante su visita a Barcelona para su workshop  "love and all is coming" en vivea, hablamos de veganismo, yoga y embarazo.

Talia es vegana desde los 11 años. Disfruta de comidas  no demasiado cocidas, ni picantes, ni astringentes, aceitosas o avinagradas. Aunque no ha sufrido antojos durante su embarazo, sí que ha desarrollado una mayor sensibilidad hacia alimentos intensos como el ajo o la cebolla. Le gustan platos sencillos: "me gusta mezclar aguacate con un poco de limón y sal en un cracker de lino o un rico pan integral, además de muchas frutas y verduras. También me hago mucho licuados, especialmente zumos verdes. Empleo kale, espinacas, apio, pepino (mucho!) y manzanas (para endulzar). Ahora mismo estoy esforzándome al máximo para comer "bio/orgánico". 

 Fotografía:  Eira Sheper

Fotografía: Eira Sheper

Otro vegetal que le gusta a Talia son las zanahorias: tanto crudas como en zumo. "Durante las primeras semanas del embarazo comí muchos mangos. Ahora se ha pasado la temporada y disfruto cocinando con boniatos. En general me gustan alimentos frescos y nutricionalmente ricos. Siempre me ha gustado comer así y ahora lo hago más que nunca para mi bienestar y el desarrollo del bebé".

Le pregunté su opinión sobre "embarazos veganos". Me describió que depende muchísimo de cada persona: cuánto tiempo lleva siendo vegana y si lleva un estilo de vida saludable. Ser vegano no es sinónimo de comer sano. "Si eres una persona fuerte, saludable y con energía; no deberías tener ningún problema. Mi comadrona me pidió que me hiciese analíticas para asegurarnos que está todo en orden. Los resultados estuvieron dentro de lo normal o excepcionalmente bien. Yo sé que mi dieta funciona para mí, siempre lo ha hecho. Cuando era pequeña, mis padres también me hacían hacerme análisis de sangre. " Personalmente, creo que es muy important hacerse checks médicos de este estilo una vez al año.  "Si tienes una buena alimentación, no te preocupes; también existen los suplementos para embarazadas que también toman mujeres no-veganas." Me encantó que mencionó que siempre lleva la vitamina B12 consigo: es un suplemento SÚPER importante tanto para veganos como para vegetarianos.

Sigue tu intuición, haz lo que sea mejor para ti y tu bebé. Tu piel y tu nivel de energía te dirán si tu alimentación es adecuada para ti.

 Fotografía:  Eira Sheper

Fotografía: Eira Sheper

La práctica de Talia es bellísima. Ahora practica un estilo más hatha: con el embarazo cambia el centro de gravedad y el cuerpo es más pesado. "Hasta la séptima semana me sentía agotada; tuve muchos cambios hormonales. Una semana tras haberme quedado embarazada-me sentía diferente-estaba más emocional y reactiva a todo. Había algo diferente en mí y yo intuía que estaba embarazada. Soy muy consciente de cómo me encuentro por las mañanas y de mi energía durante el día: sabía que no estaba enferma, y es cuando caí que estaba embarazada. Poco a poco me adapté a mi nuevo nivel hormonal.”

Talia normalmente practica por las mañanas durante un hora o aveces incluso durante todo el día "on y off". "Me gusta poder ir a mi esterilla en cualquier momento." Aunque disfruta del ashtanga y el vinyasa, ahora su práctica es más suave. "Mis movimientos son más lentos, pero es algo bueno, me encanta. Es mi primer embarazo así que es muy especial. Disfruto de cada momento. Además, me encanta volver a conectar con el hatha. Fue el primer yoga que practiqué y el que practica mi madre".

Una de las cosas que más disfruta es tumbarse sobre su "dharma wheel" y hacer asanas suaves como  baddha konasana, variaciones en loto y otras aperturas de cadera. "Estos movimientos no son exigentes para mí, son naturales”.

Continúa con tu práctica. Puedes leer un libro sobre qué hacer y qué no hacer, pero lo sabrás. Sentirás lo que es correcto y lo que no. Para mí, un libro no serviría de mucho, seguiría siempre mi intuición. Haz toda la investigación que puedas, pero no la sigas ciegamente. Asegúrate que encaja con tus sensaciones físicas. Entender a tu cuerpo físico te dará las herramientas para un feliz embarazo y parto.

 Fotografía:  Eira Sheper

Fotografía: Eira Sheper

Para mí, es muy inspirador escuchar a Talia hablar de su embarazo. Honestamente, es un tema que siempre ha dado un poco de miedo. "El embarazo es una extensión de tu práctica. El embarazo no es un problema, no es una enfermedad, no es una condición médica. Es un milagro, es precioso. Las mujeres estamos diseñadas para crear vida. Nuestros cuerpos y corazones están hechos para esto. No es algo de lo que tener miedo. En los últimos 100 años, las mujeres occidentales se han alienado de sus cuerpos, les dan miedo. He realizado mucha investigación, y la comadrona y el comunidad entre mujeres ha sido re-emplazada por doctores. Ahora llegas al hospital y te conectan a  monitores y vías. Una mujer embarazada no es un paciente. Además, estar tumbada para el parto es lo peor; lo idóneo sería estar en cuclillas, botando sobre una pelota de pilates, andar... el tumbarte te desconecta del parto, pero es la forma más fácil de ver cómo está el "paciente"."

En el reino animal, Talia me contó como ellos saben qué hay que hacer. Está en su intuición. "Las mujeres en África saben que hacer. La información se transmite de madres a hijas: de mujer a mujer. Mi abuela y la abuela de Ezra tuvieron 11 niños en su propia casa. Nunca fueron a un hospital y las demás mujeres de la comunidad tampoco. Estos conocimientos se han perdido en nuestra sociedad. Hoy en día, muchas personas de la comunidad del yoga están interesados en recuperarla. Quieren saber qué es lo natural y lo intuitivo para devolver el equilibrio y la paz a nuestro ser.“

Muchísimas gracias Talia. Muchísimas gracias por tu sabiduría y palabras.

Siempre

Comment