Quiero sentirme saludable y con energía” es uno de los deseos más comunes relacionados con la salud hoy en día. Existen miles de teorías y dietas que muchas veces parecen contradecirse y es difícil encontrar la “buena”: muchos hidratos, cero hidratos, sin gluten, vegano, paleo…

¿Mi consejo? Prueba, experimenta. Observa qué funciona para ti y qué no. Lo mejor es crear cambios de estilo de vida saludables, ser feliz y no sentir que te estás privando de nada. Una vez tengas una dieta equilibrada, los suplementos pueden ser una opción interesante si haces mucho deporte o necesitas un poco extra. Puede que te funcionen bien, o puede que no. A continuación comparto qué es lo que mejor me funciona a mí:

Chlorella. Es un alga. Este complemento lo conocí cuando competía en atletismo. Me lo recomendaron porque ayuda a regenerar después de entrenamientos intensos. No obstante, lo empecé a tomar pasada esta etapa y observé que enseguida mi piel estaba muchísimo más limpia y sin acné. Es uno de mis mejores aliados para tener una piel bonita.

Vitamina B12.  Esto es obligatorio si llevas una dieta vegana o vegetariana. Tomo cobalamina una vez a la semana con una dosis de 2500 microgramos. Honestamente creo que seguramente todos necesitamos un suplemento de B12 dado que la vitamina B12 viene “naturalmente” de una bacteria que vive en la tierra, tierra en la que crecen las hierbas que antes comía el ganado. Hoy en día a los animales se les suplementa con B12. Lo que es clave es que la dosis que tomes sea alta, ya que el cuerpo absorbe mayor porcentaje de vitamina B12 cuanto mayor es la dosis. 

Maca. ¡Hooooooola subidón de líbido! Me costó encontrar la dosis adecuada pero, sí, mis hormonas están divinas. ¿Tomarla o no? Tu elección, experimenta. 

Aceite de onagra. Si tus omegas 3 y 6 están en equilibrio (relación 1:3), puede ser excelente para dolores menstruales (a mí me los quitó). Siento que me equilibra las hormonas y me siento más estable emocionalmente en esas épocas del mes. 

Hierro. Si eres mujer y haces mucho deporte un extra de hierro puede ser una buena idea. Compro el mío en herbolarios y lo tomo por la mañana, nada más levantarme con algo de fruta o un zumo. Espero unos 10-15 minutos para que se absorba y luego desayuno. Siendo atleta de competición nunca sufrí anemia aún siendo vegetariana, así que a mí me funcionaba. En épocas que me siento más cansada, tomo hierro de forma más "intensa". Lo que hago normalmente es tomarlo mientras estoy con la regla y si me noto muyyyyy cansada, lo tomo todos los días durante un mes. 

Equinacea. Ésta sólo la tomo cuando siento que me voy a poner enferma para ayudar a las defensas. Generalmente me funciona bien (aunque sea efecto placebo jeje). Siempre intento tener algo en casa. Otros aliados para las defensas son la cúrcuma (pronto compartiré una de mis bebidas favoritas ^^), el limón y el jengibre. 

Proteína vegana. Sí, sí, y por supuesto, sabor a chocolate. Normalmente me hago un smoothie después de entrenar por la mañana y para comenzar el día con energía. Siento que mi masa muscular ha mejorado desde que empecé a tomarla y que mi porcentaje de grasa ha disminuido (siempre manteniendo una dieta equilibrada y saludable y continuando con mis entrenamientos). 

Comment